viernes, 16 de marzo de 2012

MALDITO


¡Maldito seas, maldito!

Asomada al vértigo de tu ausencia, retrocedo.
Talud impresionante en el que tu falsedad se pierde.
Largo camino que ahora he de desandar.
¡Maldito seas, maldito!
Porque tu mundo imaginario se desvanece y se rompe en mil pedazos.
Piedra tras piedra construido sobre el pilar de tus mentiras.
Magnífico palacio en tierras de Utopía.

¡Maldito seas, maldito!

Por permitirme soñar con ilusiones envenenadas, henchidas de traición.
Alentando un futuro inexistente, imposible.
Sepultando un pasado cierto, pleno de vivencias reales, únicas.
¡Maldito seas, maldito!

Olvido la mala hora en que nuestros caminos se cruzaron.
Tropezando con un equívoco, desatino insuperable.
Confusión que doblegó mi intelecto.

¡Maldito seas, maldito!

¡Regresa al averno de tu condenación!




No hay comentarios:

Publicar un comentario