miércoles, 6 de febrero de 2013



MIRAFLORES (PAISAJE INTERIOR)
Paisaje nevado,
y al calor de la lumbre
recibes una caricia en zapatillas.

Sobre el manto blanco
se cierne tu remanso de paz,
el refugio de los recuerdos de tu vida,
un castillo de ilusiones y esperanzas
que construiste desde el pasado.

Caen del cielo
copos de terciopelo
que cubren de hermosura el suelo,
que acarician lo más profundo de tu alma.

La nieve hace equidistantes
la distancia y el olvido,
la ternura y el cariño.

Se detiene el tiempo en tu mirada
y provocas un paréntesis ejemplar
a todo tu alrededor.

Cerca de la lumbre del hogar
los pensamientos fluyen
en confortable sopor.

Has dejado atrás
el verdadero tormento y la mentira.

Están lejos,allá en la vasta llanura,
allí en la ciudad adocenada y febril,
allí donde sufres constantemente
atascos y ataques emocionales.

Atrás quedan
los sinsabores de la rutina diaria,
las poses fingidas
y las miradas aviesas,
de los que te rodean,
de los que dicen ser tus compañeros.

Por eso(y quizás por muchas cosas más)
huyes despavorida hacia lo salvaje,
hacia las cumbres del silencio y la quietud
que te dan el arrojo necesario
para lidiar en el albero de la vida.

Huyes,valiente y decidida,
para coronar toda tú
la escarpada cima espiritual.

Y con tu valentía
arrastras a aquellos que te quieren
y que te aceptan tal como eres,
personas que eclipsan cualquier brecha
en tu abismo interior.

El nevado paisaje
se recrea en el aura que desprendes,
y en los claroscuros que proyecta la lumbre
puedo ver en tu mirada,
ensimismada por cada copo,
como se refleja tu felicidad.

1 comentario:

  1. Jose ¡gracias, mil gracias! Bellísimo... Me encanta como has llegado a escarbar y a descubrir tanto... Un besazo inmenso!!!

    ResponderEliminar